Museo de Historia Natural
"Alfredo Dugès"

Curso de Verano
Curso Fotografía digital
Taller de pintura para niños
4º Encuentro de Jóvenes
Sobre ciencia, medio ambiente y tradición popular
Cursos de Educación Continua
Curso de plantas Carnívoras
22° Ciclo "Lunes de ciencia"
Venta de libros
Miércoles de Película

Museos de historia natural

foto1

Los gabinetes de curiosidades son los lugares que antecedieron a los actuales museos de historia natural de todo el mundo. Estos gabinetes tuvieron su origen en Europa, durante el Renacimiento (1550) y contaban con toda clase de rarezas, fósiles, animales, antigüedades, por lo que algunos llegaron a ser tan grandes como una casa completa.

Los gabinetes de historia natural, herederos de los gabinetes de curiosidades, tienen influencia en la aparición del pensamiento conservacionista y el interés de la sociedad por el mundo natural.

En la segunda mitad del siglo XVII se consideró que los gabinetes deberían de ser públicos. En 1759 se abrió el Museo Británico, posteriormente surgieron museos en París, Munich y otras ciudades más. Se rompió la tradición de sólo coleccionar por la curiosidad y cambió la organización de las colecciones, ahora eran una visión de la naturaleza y fueron usadas como material de demostración en aulas públicas y como forma de comprobar o refutar con evidencias.

La palabra museo viene de la palabra griega museion (lugar donde se rinde culto a las musas), en Grecia el museo era como una universidad, en donde se generaban conocimientos, ya que en él se reunían a leer, analizar y discutir sobre el conocimiento.

Uno de los orígenes de los grandes museos de Europa, fueron los jardines de plantas medicinales creados con el objeto de estudiar las ciencias naturales, como el creado en 1635 en París bajo la orden de Luis XIII. En 1793 tomó el nombre de Museo de Historia Natural, al cual se anexó una biblioteca. Finalmente, en 1794 fue abierto al público y desde entonces no ha dejado de crecer.

foto2Después de la revolución francesa surgió una nueva faceta de los museos como un espacio independiente, neutro, abrigo seguro de la memoria natural o social. De esta manera, un museo es un reservorio de datos sistematizados para el desarrollo de  investigación y educación a diferentes niveles, es una institución dinámica y participativa de la sociedad.

En la actualidad los Museos de Historia Natural se han convertido en el reservorio de la diversidad biológica.